Descargar tutorial GRATIS

jueves, 14 de septiembre de 2017
Borrador de Orden sobre procedimiento de dispensa de las pruebas CCSE y DELE para nacionalidad española por residencia.
Recientemente se ha hecho público el borrador sobre el Proyecto de Orden Ministerial sobre la tramitación de la dispensa de la realización de las pruebas para obtener los diplomas de español como lengua extranjera (DELE), así como de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (CCSE).

Su contenido, oficiosos, aunque no oficial ni definitivo a estas alturas, a pesar de acarrear un retraso de prácticamente un año desde su previsión por parte de la Orden JUS/1625/2016, viene a arrojar algo de luz sobre los supuestos admitidos a la hora de tramitar la dispensa, procedimiento aplicar, organismo competente, etc…

Con el fin de sintetizar el contenido de dicho borrador, en este nuevo post trataremos de destacar los aspectos más relevantes del proyecto.


Dispensa.


En primer lugar, cabe recordar que la figura de la dispensa respecto a las pruebas CCSE y DELE A2 fue introducida por la Orden JUS/1625/2016, la cual permite que, en los supuestos que se citarán a continuación, el extranjero aspirante a obtener la Nacionalidad Española por Residencia no tenga que realizar dichos exámenes, considerándose acreditado, sin embargo, su plena integración en España.

Supuestos reconocidos.


El proyecto de Orden Ministerial sobre dispensa reconoce los tres supuestos siguientes en los cuales el extranjero podrá eximirse, total o parcialmente, de las susodichas pruebas:

a) Extranjeros que no sepan leer ni escribir, situación que deberá ser acreditada mediante acta notarial. El borrador hace referencia expresa a aquellos extranjeros que sin saber leer o escribir en español, si lo entiende de manera adecuada, en cuyo caso se reconocerá una dispensa parcial respecto a las pruebas escritas, debiendo de realizarse, no obstante, la parte oral del examen DELE A2 y la habilitación para que la prueba CCSE se realice del mismo modo.

No se hace referencia a los casos en los que el extranjero no sepa leer o escribir, ni en español, ni en su propio idioma, en cuyos supuestos un servidor entiende que procedería la dispensa total.

 b) Extranjeros que muestren dificultades de aprendizaje, referidos no a incapaces o incapacitados, que, citando textualmente, presenten “obstáculos en la adquisición y uso de la audición, el habla, la lectura o el razonamiento, tales como presentar problemas a nivel de memoria o una menor capacidad de atención a estímulos verbales y de expresión o dificultades para evocar y recuperar la información aprendida que pueden tener diversas causas”. Dicha situación deberá ser acreditada adecuadamente.

Dentro de este grupo se reconoce de forma expresa como personas con dificultad de aprendizaje a los mayores de 70 años o a quienes acrediten un grado de discapacidad de al menos un 65% que impida o dificulte el poder realizar las referidas pruebas para obtener el Certificado CCSE y/o DELE A2.

Igualmente, y por lógica y hermenéutica jurídica, según mi punto de vista, dichos supuestos deben de considerarse como simples ejemplos, no como numerus clausus, debiendo de valorarse caso a caso cada situación.    
  
c) Extranjeros escolarizados en España y con determinados estudios, como son la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Educación secundaria postobligatoria (Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas Profesionales en Artes Plásticas y Diseño, y Enseñanzas Deportivas de Grado Medio) y la educación superior (entre las que se encuentran: Estudios universitarios, Enseñanzas Artísticas Superior, Formación Profesional, Enseñanzas Deportivas y Enseñanzas Profesionales de Artes Plásticas y Diseño de Grado Superior).

Estos dos nuevos grupos suponen una mejora, lógica y razonable, de estudios no contemplados en el Artículo 10 de la Orden JUS/1625/2016, pero que el proyecto de Orden Ministerial si tiene en cuenta a estos efectos.

Todos estos estudios deben haberse cursado en España y bajo el idioma español.

Procedimiento.


La dispensa deber ser solicitada y resuelta con carácter previo a la presentación del procedimiento de nacionalidad española por residencia, siendo competente para conocer de este procedimiento la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN).

La presentación deberá ser telemática, ya sea personalmente o por medio de representación, siguiéndose el resto de tramitación por esta vía. La Administración dispondrá de un plazo máximo de tres meses para resolver.

Reconocida la dispensa por la DGRN, el extranjero podrá iniciar el procedimiento de nacionalidad española por residencia, en el cual tendrá que incluir un número de identificación facilitado al efecto y acreditativo de haber obtenido dicha dispensa.

Recursos.


En el caso de resultar denegada la dispensa solicitada, se podrá interponer Recurso potestativo de Reposición ante la propia DGRN en el plazo de un mes desde su notificación, o acudir a la vía judicial presentando Recurso Contencioso-Administrativo en el plazo de dos meses, del que conocerá la Audiencia Nacional.

ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS
807402024 – Abogados expertos en Derecho de Extranjería y Nacionalidad

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog