Descargar tutorial GRATIS

jueves, 17 de noviembre de 2016
Tipos de Visado en Derecho de Extranjería.
El Visado, dentro del Derecho de Extranjería, puede ser definido como la piedra angular sobre la que se sustentan actualmente las políticas migratorias. Dicho de otro modo, sería como la “llave maestra” que permite abrir nuestras fronteras a los extranjeros que pretender entrar legalmente y poder disfrutar de los Derechos y ventajas que para cada caso reconoce el Derecho de Extranjería.

Su expedición suele corresponder, como reglara general, a los Consulados, y la concesión del mismo a favor de extranjero, una vez extendido sobre su pasaporte o documento de viaje, la permite presentarse ante un puesto fronterizo y solicitar la entrada legal en territorio español (salvo en los supuestos en los que no resulte necesario1).

Partiendo de lo expuesto, cabe diferencia los siguientes tipos de Visados previstos en Derecho de Extranjería:

Visado de Tránsito.


Este Visado permite que el extranjero pueda moverse por las zonas de tránsito internacional que existen en los aeropuertos españoles durante las escalas realizadas en sus vuelos.

En estos casos, el extranjero no podrá acceder al territorio español, o dicho de manera más coloquial, no podrá salir del aeropuerto pero se le permite hacer escala en España el tiempo necesario para tomar el siguiente avión y continuar su viaje.
   

Visado de Estancia.


El Visado de Estancia habilita al extranjero para poder visitar España durante el periodo de tiempo por el que haya sido concedido (siendo el máximo el de tres meses por semestre).

El Visado podrá permitir diferentes entradas en las que agotar el periodo de estancia (entradas múltiples) o conceder una única entrada en la que deberá de disfrutarse todo el periodo de visita.

Visado de Residencia (no lucrativa).


Dicho Visado reconoce al extranjero el Derecho a residir legalmente en España, previa acreditación de disponer de medios de vida suficientes, sin poder ejercer ningún tipo de actividad laboral o profesional.

Visado de Residencia y Trabajo.


Al contrario que el anterior Visado, el Visado de residencia y trabajo habilita al extranjero a poder residir legalmente en España y realizar a la misma vez una actividad laboral por cuenta ajena o por cuenta propia.

En necesario mencionar que este tipo de Visado permite trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia, según la situación para la que haya sido concedido, nunca ambas cosas al mismo tiempo.

Visado de Residencia y Trabajo de Temporada.


Este Visado habilita al extranjero para trabajar por cuenta ajena en periodos de nueve meses cada doce. Suele usarse para actividades de campaña o temporada (agrario), obras o servicios (montaje plantas industriales o construcción), o formación y prácticas profesionales.

Su concesión está condicionada a que el trabajador extranjero se comprometa a retornar a su país de origen cuando concluya la relación laboral.

Visado de Estudios.


El Visado de Estudios, concedido también en situación de estancia (no residencia), permite al extranjero que lo obtiene el poder permanecer en España por tiempo superior a noventa días para realizar cursos, estudios, trabajos de investigación o formación, intercambio de alumnos, prácticas no laborales o servicios de voluntariado, no remunerados.

Visado de Investigación.


Este último Visado permite que el extranjero pueda participar en proyectos de investigación en base a un convenio de acogida firmado con un organismo de investigación habilitado al efecto.

En estos casos, el investigador estará en España bajo la situación de residencia legal.

_______________

1 Según dispone el Artículo 7 del RD 557/2011:

“1. Los extranjeros que se propongan entrar en territorio español deberán ir provistos del correspondiente visado, válidamente expedido y en vigor, extendido en sus pasaportes o documentos de viaje o, en su caso, en documento aparte, salvo lo dispuesto en el apartado siguiente.

2. Para estancias de hasta tres meses en un periodo de seis no necesitarán visado:
a) Los nacionales de países exentos de dicho requisito en virtud de lo establecido en la normativa de la Unión Europea.
b) Los titulares de pasaportes diplomáticos, de servicio u otros pasaportes oficiales expedidos por países con los que se haya acordado su supresión, en la forma y condiciones establecidas en el acuerdo correspondiente.
c) Los titulares de salvoconductos expedidos por determinadas organizaciones internacionales intergubernamentales a sus funcionarios, cuando España haya acordado la supresión de dicho requisito.
d) Los extranjeros que tengan la condición de refugiados y estén documentados como tales por un país signatario del Acuerdo Europeo número 31, de 20 de abril de 1959, relativo a la exención de los visados para refugiados.
e) Los miembros de las tripulaciones de barcos de pasaje y comerciales extranjeros, cuando se hallen documentados con un documento de identidad de la gente del mar en vigor y sólo durante la escala del barco o cuando se encuentren en tránsito para embarcar hacia otro país.
f) Los miembros de las tripulaciones de aviones comerciales extranjeros que estén documentados como tales mediante la tarjeta de miembro de la tripulación durante la escala de su aeronave o entre dos escalas de vuelos regulares consecutivos de la misma compañía aérea a que pertenezca la aeronave.
g) Los extranjeros titulares de una autorización de residencia, una autorización provisional de residencia, un visado de larga duración o una tarjeta de acreditación diplomática, expedidos por las autoridades de otro Estado con el que España haya suscrito un acuerdo internacional que contemple esta posibilidad. Estas autorizaciones habrán de tener una vigencia mínima igual al plazo de estancia, o de la duración del tránsito, previsto en el momento de solicitar la entrada.

3. No precisarán visado para entrar en territorio español los extranjeros titulares de una Tarjeta de Identidad de Extranjero, de una tarjeta de acreditación diplomática, o de la autorización de regreso prevista en el artículo 5 ni los titulares de una Tarjeta de Identidad de Extranjero de trabajador transfronterizo respecto a la entrada en el territorio español que forma frontera con el país del trabajador, siempre que las autorizaciones que acreditan dichos documentos hayan sido expedidas por los órganos españoles y estén vigentes en el momento de solicitar la entrada”.

ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog