Descargar tutorial GRATIS

jueves, 29 de septiembre de 2016
Residencia por Circunstancias Excepcionales y Razones Humanitarias: supuestos.
Según dispone el Artículo 123 del RD 557/20111, la Residencia por Circunstancias Excepcionales y Razones Humanitarias es aquella que se reconoce al extranjero en el que concurre alguno de los supuestos contenidos en los Artículos 31.3, 31bis, 59 y 59bis de la LO 4/20002.

Este tipo de residencia se caracteriza, básicamente, por cuatro elementos comunes en todos los supuestos contemplados, y cuyo objetivo fundamental es:

a) Corregir las disfunciones provocadas por el propio Derecho de Extranjería, que como cualquier regulación normativa, no es un sistema perfecto. En efecto, hay que partir de la realidad de que los procedimientos contenidos en el Derecho de Extranjería, encaminados, por un lado, a que el extranjero entre en España como residente legal, y por otro, a que dicha residencia legal se mantenga y se consolide, en muchas ocasiones falla.

b) Atenuar la existencia de bolsas de inmigración irregular. Consecuencia de la conclusión anterior es el hecho de que las disfunciones propias del Derecho de Extranjería provoquen que los extranjeros afectados se encuentren en situación administrativa irregular en España. Los supuestos de Residencia por Circunstancias Excepcionales y Razones Humanitarias permiten precisamente que estos extranjeros puedan acceder o recuperar su estatus de residente legal.

c) Necesidad de contar con vías de regularización permanente, ya que un Derecho de Extranjería que no habilitara vías de regularización permanentes para aquellos que nunca han sido residentes legales o bien han perdido dicho estatus, además de nacer muerto, estaría dando la espalda a una realidad social evidente: el ostracismo de la clandestinidad administrativa.

d) Procedimientos exentos de Visado. En necesario recordar que el Visado es el elemento esencial sobre el que descansa la actual concepción del Derecho de Extranjería, es decir, el Visado es la regla general, siendo su no exigibilidad la excepción que confirma dicha regla. Por tanto, el hecho de no exigir el correspondiente Visado de Residencia (o Residencia y Trabajo) en los supuestos de Residencia por Circunstancias Excepcionales y Razones Humanitarias resulta una prerrogativa de gran valor y trascendencia a tener en cuenta.

Delimitados todos estos elementos comunes, existen los siguientes supuestos de Residencia por Circunstancias Excepcionales y Razones Humanitarias regulados por el RD 557/2011 (al margen de aquellos supuestos legitimados por la aplicación directa del Artículo 31.3 de la LO 4/2000, ya tratados en este blog):

Por Arraigo Laboral, que ampara a aquellos extranjeros que demuestren:

a) Una permanencia continuada en España de al menos dos años.

b) Carecer de antecedentes penales en España y en el país de origen o de residencia de los últimos cinco años anteriores a la entrada en España por delitos tipificados en el ordenamiento jurídico español.

c) La existencia de una relación o relaciones laborales de duración mínima de seis meses.


Por Arraigo Social, que exige los siguientes requisitos:

a) Acreditar una permanencia continuada en España por un periodo mínimo de tres años.

b) Carecer de antecedentes penales en España y en el país de origen o de residencia de los últimos cinco años anteriores a la entrada en España por delitos tipificados en el ordenamiento jurídico español.

c) Disponer, por regla general, de un contrato de trabajo firmado por el trabajador extranjero y por una empresa o empleador en el momento de la solicitud.

d) Tener vínculos familiares con extranjero residente legal o presentar un Informe de Arraigo Social, emitido por la Comunidad Autónoma o Ayuntamiento en el que el extranjero tenga su domicilio habitual.


Por Arraigo Familiar, que se reconoce a extranjeros que se encuentren en alguno de los siguientes casos:

a) Ser padre o madre de un menor de nacionalidad española, siempre que el solicitante conviva y tenga a su cargo al menor, o esté al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones como progenitor.

b) Ser hijo o hija de padre o madre que hubiesen sido originariamente españoles.


Por Protección Internacional, para el extranjero que, no cumpliendo con las exigencias para acceder al Derecho de Asilo, se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad.


Por Razones Humanitarias, dentro de cuyos supuestos se encuentran:

a) Ser víctima de un delito contra los Derechos de los trabajadores (Artículos 311 a 315 del Código Penal), por denegación de una prestación basada en motivos discriminatorios (Artículos 511.1 y 512 del Código Penal), delitos en los que exista como circunstancia agravante motivos racistas, antisemitas o de otra clase de discriminación tipificada en el Artículo 22.4 del Código Penal, o por delitos de violencia en el entorno familiar (que no por violencia de género).

b) Sufrir una enfermedad grave y sobrevenida3 en España que requiera asistencia sanitaria especializada que no pueda ser recibida en el país de origen, y cuya interrupción o falta de recibimiento acarree un grave riesgo para la salud o la vida.

c) Cuando se demuestre que el traslado al país de origen o procedencia del extranjero, con el fin de tramitar el Visado de Residencia, conlleva un peligro para su seguridad o la de su familia (y además, reúne los requisitos específicos para la concesión de una Autorización de Residencia y Trabajo o Autorización de Residencia).


Por Colaboración, Seguridad Nacional o Interés Público, más concretamente si:

a) El extranjero colabora con autoridades administrativas, policiales, fiscales o judiciales en materia de lucha contra redes organizadas.

b) Si concurren razones de interés público o seguridad nacional que justifiquen la necesidad de autorizar la residencia del extranjero en España.


Por ser mujer víctima de violencia de género, y de forma derivativa, a sus hijos menores de edad o con discapacidad, con carácter provisional desde que exista orden judicial de protección, o en caso contrario, Informe favorable del Ministerio Fiscal; y con carácter definitivo, desde la Sentencia condenatoria de la que se desprenda la situación de mujer víctima de violencia de género.


Por Colaboración contra redes organizadas, cuando el extranjero sea víctima, perjudicado o testigo de una situación de tráfico ilícito de seres humanos, inmigración ilegal, explotación laboral, tráfico ilícito de mano de obra o de explotación sexual.


Por ser víctimas de trata de seres humanos, reconocida también a los hijos menores de edad o con discapacidad de la víctima.

___________

1 Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

2 Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

3 Según lo dispuesto en el Artículo 126.2 del RD 557/2011 Excepcionalmente, no se requerirá que la enfermedad sea sobrevenida en el caso de necesidad de prolongar la permanencia de un menor extranjero que se haya desplazado temporalmente a España a efectos de tratamiento médico en base a lo previsto en el artículo 187 de este Reglamento, una vez agotada la posibilidad de prorrogar la situación de estancia y siempre que dicha permanencia sea imprescindible para la continuación del tratamiento”.

ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog