Descargar tutorial GRATIS

jueves, 21 de julio de 2016
Supuestos de Residencia de Larga Duración.
La Autorización de Residencia de Larga Duración es aquella que permite al extranjero residir en España de manera indefinida, así como a trabajar en las mismas condiciones que los españoles.

Su regulación viene delimitada por la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social, así como por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de ejecución de la Ley Orgánica 4/2000. Igualmente, en todos aquellos aspectos que no se encuentren expresamente regulados por la normativa citada, resultaría de aplicación la Directiva 2003/109/CE del Consejo, de 25 de noviembre de 2003 relativa al estatuto de los nacionales de terceros países residentes de larga duración.

Por regla general, se suele asociar la obtención de la Residencia de Larga Duración con un tiempo de residencia legal previo de cinco años. No obstante, existen otros muchos supuestos que permiten la concesión de esta Autorización, y que son igualmente válidos para la obtención de este estatus jurídico.

Estos supuestos son los siguientes:
 
a) Ser beneficiario de una pensión contributiva de jubilación otorgada por la Sistema de la Seguridad Social español.

b) Ser beneficiario de una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez otorgada por la Sistema de la Seguridad Social español en su modalidad contributiva, u otra prestación similar obtenida en España, con carácter vitalicio no capitalizable, y de suficiente cuantía para cubrir sus necesidades.

c) Haber nacido en España y que al llegar a la mayoría de edad haya residido en España de forma legal y continuada, como mínimo, tres años consecutivos e inmediatamente anteriores a la solicitud.

d) Haber sido español de origen y haber perdido la nacionalidad española.

e) Extranjero que al llegar a la mayoría de edad haya estado bajo la tutela de una entidad pública española durante los cinco años inmediatamente anteriores de forma consecutiva.

f) Ser apátrida, refugiado o beneficiario de protección internacional subsidiaria reconocidos por España y se encuentren residiendo en territorio español.

g) Haber contribuido de forma notoria al progreso económico, científico o cultural de España, o a la proyección de España en el exterior.

En todos estos supuestos, la Autorización de Residencia de Larga Duración tiene carácter indefinido, gozando la Tarjeta de Identidad de Extranjeros de una vigencia de cinco años, momento en el que deberá ser renovada en la Comisaría de Policía sin necesidad de instar ningún expediente administrativo ante la Oficina de Extranjería correspondiente.

ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog