Descargar tutorial GRATIS

jueves, 30 de junio de 2016
Silencio Administrativo en Derecho de Extranjería.
La figura del Silencio Administrativo, básica en todo procedimiento iniciado ante una Administración Pública, tiene también su relevancia jurídica dentro del Derecho de Extranjería.

A grosso modo, se puede definir el Silencio Administrativo como aquella ficción jurídica mediante la cual se entiende como finalizado un procedimiento administrativo ante la inactividad y la falta expresa de resolución por parte de la Administración competente, dentro del plazo previsto por la normativa aplicable (en caso de no estipularlo será de tres meses).

Por medio de la misma, por tanto, se viene a revestir de seguridad jurídica las situaciones de inactividad de una Administración Pública, y cuyos efectos pueden ser entendidos como favorables al ciudadano o desfavorables a sus intereses, según el procedimiento en cuestión. O lo que es lo mismo, se entiende que existe silencio positivo cuando la inactividad de la Administración acarrea la estimación de lo solicitado; mientras que el silencio negativo conlleva la denegación o desestimación de lo solicitado por el simple transcurso del tiempo.

Evidentemente, y existiendo la obligación irrenunciable para todo Administración Pública de resolver todo procedimiento administrativo, el Silencio Administrativo no exime de dicha obligación. Sin embargo, cuando actúe el silencio positivo, cualquier resolución posterior únicamente podrá ser emitida si confirma el contenido del mismo. Al contrario, la desestimación presunta a través del silencio negativo, podrá tener sentido favorable si así se desprende del contenido del expediente administrativo.

Pues bien, como se indicaba más arriba, la figura del Silencio Administrativo también tiene su relevancia dentro del Derecho de Extranjería, teniendo sentido negativo o positivo, dependiendo del procedimiento que inicie el extranjero. Dentro del mismo cabe destacar las siguientes situaciones (delimitadas de forma genérica por la Disposición Adicional 1ª de la LO 4/2000):
jueves, 23 de junio de 2016
Expulsión ex Artículo 57.2 como sanción y Directiva 2008/115/CE.
Hace unos meses escribí en este blog un post titulado ¿Caduca el procedimiento de Expulsión ex Artículo 57.2 de la LO 4/2000 a los 3 meses?, que de manera inmediata originó el sano debate jurídico respecto a la consideración o no de la Expulsión ex Artículo 57.2 de la LO 4/2000 como sanción dentro del Derecho de Extranjería.

En su momento, el post recibió el comentario de José Luis Rodríguez Candela, compañero de profesión y peso pesado dentro de la abogacía que se dedica al Derecho de Extranjería. Hace unos días, el post recibió un nuevo comentario al respecto de Hipólito Vicente Granero Sánchez, ilustre también entre los extranjerista, además de gran amigo, apoyando la tesis de Rodríguez Candela respecto a la consideración sancionadora de la Expulsión ex Artículo 57.2 de la LO 4/2000, y atribuyéndome “erróneamente” (dicho siempre desde el cariño y el respeto que me profesa Hipólito)  mi postura en sentido contrario a esta tesis (algo que no resulta fiel a la realidad).

Pues bien, aprovechando esta sana batalla dialéctica nacida tras el post mencionado, aprovecho nuevamente el blog para plantear con más detenimiento mi tesis al respecto (que ya fue avanzada en mi respuesta en el comentario a Rodríguez Candela), y que no solo ahonda en la consideración de la Expulsión ex Artículo 57.2 en su consideración de sanción, sino que fundamenta la misma, no en la LO 4/2000, sino en la mismísima Directiva 2008/115/CE.

Reiterando lo dicho, baso mi tesis personal en los siguientes fundamentos jurídicos:
jueves, 16 de junio de 2016
15J: #CIEsNO.
Ayer, día 15 de Junio, se celebró el Día contra los CIEs.

Desde este blog ya he tenido ocasión de dar mi opinión personal sobre la consideración que me merecen los CIEs, definiéndolos como centros de reclusión de extranjeros donde se priva a un ser humano de libertad y del ejercicio legítimo de otros Derechos Humanos (por una mera sanción administrativa), y donde existe elevadas probabilidades de sufrir actos de tortura, malos tratos, violación sexual, humillaciones, vejaciones, e incluso la muerte.

Con el fin de conmemorar este día de denuncia social, legal y humanitaria de los CIEs, aprovecho para dejar una recopilación de todas las valoraciones y pronunciamientos realizados en el blog sobre este asunto:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog