Descargar tutorial GRATIS

viernes, 31 de julio de 2015
Extranjería y Situación Nacional de Empleo.
Antes de las vacaciones de verano, el último post está dedicado a la Situación Nacional de Empleo dentro del Derecho de Extranjería. Para muchos, este término les puede sonar a chino, pero para los que llevamos unos años dedicándonos a esta materia resulta como el pan nuestro de cada día, así como la mayor traba en la actualidad respecto a las contrataciones de extranjeros que se encuentran en sus países de origen.

Veamos, pues, los aspectos más destacados:


¿Qué es la Situación Nacional de Empleo?


La Situación Nacional de Empleo (SNE) puede definirse como la preferencia en el acceso al mercado de trabajo que España mantiene a favor de los ciudadanos españoles, de los beneficiarios del Régimen Comunitario (ciudadanos de un Estado miembro de la UE, de un Estado del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo o Suiza), así como de cualquier otro extranjero que sea residente legal en España.

Por tanto, y como regla general, en todos estos casos, existirá un trato de favor en la posibilidad de ofertar un puesto de trabajo respecto al resto de extranjero.

¿En qué casos resulta de aplicación la SNE?


La SNE se aplica en los casos de actividades por cuenta ajena, nunca por cuenta propia.

¿Cómo se determina la SNE?


La SNE se establece por Servicio Público de Empleo Estatal, que aprueba cada tres meses el Catálogo de Puesto de Difícil Cobertura, en el que quedan englobadas todas aquellas profesiones o actividades sobre las que existe una demanda de trabajadores sin cobertura en España. Este Catálogo viene establecido por provincias.

Ello quiere decir que la inclusión de una actividad laboral concreta en el Catálogo de Puesto de Difícil Cobertura permite la contratación directa de cualquier extranjero. En palabras textuales del Reglamento de Extranjería (RD 557/2011, Art. 65.1) “La calificación de una ocupación como de difícil cobertura implica la posibilidad de tramitar la autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena dirigida al extranjero”.

¿Y si una actividad o profesión no está incluida en el Catálogo de Puesto de Difícil Cobertura?


En estos casos, y siendo también de aplicación la SNE, existe la posibilidad de realizar una gestión directa ante los Servicios Públicos de Empleo con el fin de acreditar que esa actividad concreta no incluida en el Catálogo de Puesto de Difícil Cobertura tampoco puede ser cubierta.  

En estos casos se presentará una oferta genérica que incluya el puesto de trabajo ofertado, los requisitos exigidos y las condiciones laborales ofrecidas. Deberá omitirse en todo caso cualquier requisito que no tenga relación directa con el puesto de trabajo.

El Servicio Público de Empleo correspondiente dará difusión a dicha oferta de trabajo por un plazo de veinte días. Si transcurrido este periodo no existen candidatos para cubrir dicha oferta, emitirá un Certificado negativo que acredite la falta de vacantes para cubrir el puesto ofertado.

En este caso, la contratación se podría realizar a favor del extranjero residente fuera de España.

¿Existe algún supuesto exento de la SNE?


El Derecho de Extranjería prevé algunos supuestos especiales en los que no resulta de aplicación la SNE. Concretamente existen tres casos:

a) Convenios Internacionales que expresamente prevean la no aplicación de la SNE. Actualmente existe dos supuestos: Chile y Perú.

b) A extranjeros nacionales de Estados no pertenecientes a la UE, ni al Espacio Económico Europeo que estén enrolados en buques españoles, de acuerdo con Acuerdos Internacionales de pesca marítima.

c) Los supuestos expresamente previsto en el Artículo 40 de la Ley de Extranjería  (LO 4/2000). Entre estos supuestos se encuentran los siguientes:

- Ser cónyuge o hijo de extranjero residente en España con una autorización renovada.

- Ser hijo de español nacionalizado o de ciudadanos de otros Estados de la UE y del EEE (siempre que estos últimos lleven, como mínimo, un año residiendo legalmente en España y al hijo no le sea de aplicación el régimen comunitario).

- Ser titular de una Autorización de Trabajo previa que vaya a ser renovada.

- Los trabajadores necesarios para el montaje por renovación de una instalación o equipos productivos.

- Beneficiarios de la condición de refugiados, durante el año siguiente a su cese.

- Apátridas y los que hubieran perdido esta condición, durante el año siguiente.

- Extranjeros que tengan a cargo ascendientes o descendientes de nacionalidad española.

- Extranjeros nacidos y residentes en España.

- Hijos o nietos de español de origen.

- Menores extranjeros tutelados y en edad laboral, con Autorización de Residencia y en determinadas situaciones.

- Extranjeros que obtengan una Autorización de Residencia por Circunstancias Excepcionales, víctimas de violencia de género o de trata de seres humanos.

- Los extranjeros que hayan sido titulares de Autorización de Trabajo para actividades de temporada, durante dos años naturales, y hayan retornado a su país.

- Los extranjeros que hayan renunciado a su Autorización de Residencia y Trabajo en virtud de un programa de retorno voluntario.

- La cobertura de puestos de confianza y directivos de empresas.

- Los profesionales altamente cualificados (técnicos y científicos contratados por entidades públicas, universidades o centros de investigación, desarrollo e innovación dependientes de empresas).

- Los trabajadores en plantilla de una empresa o grupo de empresas en otro país que pretendan desarrollar su actividad laboral para la misma empresa o grupo en España.

- Los artistas de reconocido prestigio.


ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog