Descargar tutorial GRATIS

viernes, 14 de marzo de 2014
Reagrupación Familiar: nociones básicas.
La Reagrupación Familiar es uno de los procedimientos más importantes para todo extranjero de los regulados en la Ley de Extranjería. Su finalidad fundamental es la de reconocer el Derecho a la Intimidad familiar y ejercer el Derecho a la vida en familia, permitiendo la obtención de la residencia legal en España de los familiares más cercanos y su posterior entrada para residir junto al reagrupante.

La regulación de la Reagrupación Familiar se encuentra en el Capítulo II de la Ley de Extranjería (Artículos 16-19 de la LO 4/2000) y también en el Capítulo II del Reglamente de Extranjería (Artículos 52-61 del RD 557/2011).

Partiendo de estos preceptos, los aspectos más importantes del procedimiento de Reagrupación Familiar son:


1º.- EXTRANJERO REAGRUPANTE.

Podrá ejercer el Derecho a la Reagrupación Familiar, el extranjero que haya obtenido la renovación de la Autorización de Residencia (y/o Trabajo) inicial.

No obstante, a esta regla general se aplican las siguientes excepciones:

a) Reagrupación Familiar de ascendientes, en cuyo caso será necesario ser titular de una Autorización de Residencia de Larga Duración.

b) Reagrupación Familiar de residentes de larga duración, de trabajadores titulares de la Tarjeta Azul-UE y de beneficiarios del régimen especial de investigadores, en cuyo caso podrá solicitarse y concederse junto con la solicitud de residencia del reagrupante.

c) Extranjeros previamente reagrupados, siendo necesario haber obtenido Autorización de Residencia y Trabajo (cuenta ajena o propia) independiente de la de su reagrupante. Si fuera un ascendiente reagrupado, tendrá que ser titular de una Autorización de Residencia de Larga Duración.


2º.- FAMILIARES REAGRUPABLES.

Podrán ser reagrupados por el extranjero residente legal en España los siguientes familiares:

a) El cónyuge, siempre que no exista separación de hecho o de derecho, y que el matrimonio no se haya celebrado en fraude de ley. Nunca podrán ser reagrupados más de dos cónyuges, aunque la ley personal del extranjero más de un cónyuge.

b) La pareja del extranjero reagrupante con una relación afectiva análoga a la conyugal (pareja de hecho), bien inscrita en un registro público, bien acreditando la existencia de dicha relación no registrada con carácter previo a la llegada del reagrupante a España. Esta situación no será compatible con el matrimonio.

c) Los hijos del extranjero residente y del cónyuge (incluidos los adoptados), menores de dieciocho años o mayores de esa edad incapaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud.

d) Los menores de dieciocho años y los mayores de esa edad incapaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud, bajo la representación legal del extranjero residente.

e) Los ascendientes en primer grado del reagrupante (padres) y de su cónyuge que vivan a su cargo, sean mayores de sesenta y cinco años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar su residencia en España. La edad de sesenta y cinco años podrá disminuirse si se acredita la existencia de razones humanitarias.


3º.- REQUISITOS PARA LA REAGRUPACIÓN FAMILIAR.

Los requisitos básicos a acreditar para poder ejercer el Derecho a la Reagrupación Familiar los siguientes:

a) Existencia del vínculo familiar detallado más arriba, y en su caso, la existencia de dependencia económica.

b) Disponer de medios económicos suficientes para cubrir las necesidades del reagrupante y la de los familiares reagrupados. La cuantía de estos medios económicos dependerá de los miembros de la familia, pudiendo oscilar, por ejemplo,  desde los 798,77 Euros mensuales para una familia de dos miembros (un matrimonio) hasta los 1.597,53 Euros al mes para una familia de cinco miembros (un matrimonio y tres hijos). 

En todo caso, los medios económicos deberán ser estables, debiendo existir una perspectiva de mantenimiento de dicho medios económicos durante el año posterior a la fecha de presentación de la solicitud. En ningún momento se tendrán en cuenta los ingresos provenientes del sistema de asistencia social, sin embargo, podrá minorarse la cuantía de los medios económicos exigidos, siempre y cuando, concurran circunstancias excepcionales que velen en pro del Principio del interés superior del menor.

c) Disponer de asistencia sanitaria, caso de no tener cobertura a través de la Seguridad Social.

d) Disponer de vivienda adecuada para Reagrupación Familiar. Esta situación será acreditada mediante Informe emitido por el órgano designado para ello por la Comunidad Autónoma o por el Ayuntamiento donde resida el extranjero reagrupante.

Este Informe deberá contener referencias a los siguientes aspectos de la vivienda: título de ocupación, número de habitaciones y uso al que se destina cada una de ellas, número de personas que la habitan y condiciones de habitabilidad y equipamiento.


4º.- FASES DEL PROCEDIMIENTO.

El procedimiento de Reagrupación Familiar se divide básicamente en tres partes:

a) Tramitación de la Autorización de Residencia ante la Oficina de Extranjería, aportando la documentación necesaria para acreditar los requisitos citados anteriormente.

b) Obtención del visado de residencia por Reagrupación Familiar. Una vez concedida la Autorización, habrá que solicitar el visado en el plazo de dos meses desde la notificación de ésta.

Cuando se trate de familiares de residentes de Larga Duración-UE, titulares de una Tarjeta Azul-UE o beneficiarios del régimen especial de investigadores en otro Estado miembro de la UE, no será necesario visado, desplegando sus efectos desde la efectiva entrada del familiar en España.

c) Entrada en España y solicitud de la Tarjeta de Identificación de Extranjeros ante la Comisaria de Policía, que tendrá una vigencia idéntica a la del extranjero reagrupante.


5º.- EFECTOS DE LA REAGRUPACIÓN FAMILIAR.

Concedida la Reagrupación Familiar, y una vez obtenido el correspondiente visado, la vigencia de la Autorización de Residencia Inicial desplegará sus efectos desde la entrada en España del familiar reagrupado.

Además del Derecho a residir, este tipo de Autorizaciones habilita a trabajar por cuenta propia o cuenta ajena al cónyuge y a los hijos en edad laboral (desde los 16 años).


ALEJANDRO PEÑA PÉREZ
INFANTE & PEÑA ABOGADOS

3 comentarios:

  1. Aunque nunca había hecho un comentario, siempre leo estos artículos, que los considero muy interesantes y sobre todo muy aclaratorios de los derechos (y deberes) de los inmigrantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Intento tratar temas diversos dentro del Derecho de Extranjería y los Derechos Humanos. Saludos.

      Eliminar
  2. Un articulo que al igual que los otros que publicas, posee una gran valor informativo/orientativo. Gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog