Descargar tutorial GRATIS

jueves, 3 de octubre de 2013
Renovaciones de Residencia y/o Trabajo: Causas más comunes de denegación.














Cada vez resulta más asiduo encontrarme con extranjeros que solicitan mis servicios profesionales con motivo de la denegación de su Autorización de Residencia y/o Trabajo por parte de la Oficina de Extranjería (en este caso de Cádiz).

En ocasiones, el problema tiene solución. En otros muchos casos, es imposible arreglar lo inevitable. Dice el refranero español, por un lado, que es mejor el remedio que la enfermedad, y por otro, que lo que mal empieza, mal acaba. En el ámbito del Derecho de Extranjería, se puede aplicar el mismo axioma: es preferible poner los medios necesarios, y prever los posibles problemas, antes de quedarse sentado esperando una denegación. Denegación, que en la mayoría de los casos, resulta totalmente inesperada para el extranjero debido al desconocimiento del Derecho de Extranjería.

Por ello, a modo de resumen, en el artículo de esta semana pretendo señalar una pequeña lista con las causas de denegación de las Autorizaciones de Residencia y/o Trabajo más comunes (al menos en la provincia de Cádiz), con el fin de que los extranjeros puedan evitarlas, en la medida de lo posible (se supone que el Derecho de Extranjería es el mismo para toda España, aunque la interpretación que cada Oficina de Extranjería realizada es todo un mundo):

1º.- Falta de trabajo suficiente durante el periodo de vigencia de la Autorización.

Un requisito primordial para poder renovar una Autorización de Residencia y Trabajo es el haber demostrado una mínima actividad laboral (de alta en la Seguridad Social, se entiende). Los periodos de cotización pueden variar según el supuesto de renovación, aunque la regla general es la de seis meses trabajados por año de vigencia de la Autorización a renovar.

Las dificultades para encontrar trabajo y el trabajo de manera irregular sin alta en la Seguridad Social, ambas situaciones provocadas y empeoradas por la crisis, están muy presente en los últimos años como gran causa de denegación de las renovaciones.

2º.- Falta de acreditación del supuesto por el que se pretende renovar.

Aunque se ha de suponer que la Administración conoce la normativa a aplicar, no está demás que el extranjero plantee la renovación correctamente, delimitando claramente el supuesto de renovación al que se está acogiendo (de no ser el supuesto normal) y aportando la documentación necesaria para la correcta tramitación y resolución de la renovación de la Autorización de Residencia y/o Trabajo.

Uno se evitará susto y sobresaltos ante una respuesta negativa por parte de la Oficina de Extranjería.

3º.- Existencia de antecedentes penales.

El hecho de tener antecedentes penales es causa de denegación de la renovación solicitada. En principio no importa la gravedad de los mismos, el simple hecho de haber cometido un delito ya es un aspecto negativo a tener en cuenta por la Oficina de Extranjería. En estos casos, la Ley de Extranjería permite la valoración del supuesto concreto, pudiendo concederse la renovación aun existiendo antecedentes penales, siempre y cuando, exista un indulto, remisión condicional de la pena o la suspensión de la pena de prisión, así como otros aspectos favorables que puedan ser valorados por la Administración de forma positiva (arraigo, vínculos familiares, etc…).

No obstante, esta posibilidad de valorar la situación personal ya no resulta aplicable desde hace un tiempo para los solicitudes de Autorización de Residencia de Larga Duración, en los cuales la denegación se considera automática (decisión cuestionable jurídica y  socialmente).

4º.- Permanencias fuera de España por tiempos prolongados.

En relación a los periodos de permanencia fuera de España por parte del extranjero que pretende renovar su Autorización de Residencia y/o Trabajo, lo primero que se debe saber es que no es posible permanecer fuera del territorio nacional durante más de seis meses continuado. En estos casos no estaríamos ante un supuesto de denegación, sino ante la extinción la situación de residencia legal.

Concretamente, por lo que respecta a las Autorizaciones de Residencia de Larga Duración, el mayor problema se viene dando con las permanencias fuera de España por tiempo superior a diez meses en el plazo de los últimos cinco años de residencia legal.

Este tipo de denegaciones afecta especialmente a la comunidad marroquí asentada en la provincia y con fácil acceso a Marruecos debido a su proximidad geográfica.

5º.- Cuenta Propia: no cotizar y deudas tributarias o con Seguridad Social.

Uno de los mayores problemas con los que se encuentran los trabajadores por cuenta propia es el no poder demostrar la realización continuada de la actividad para la que le concedieron su Autorización, o lo que es lo mismo, la falta de acreditación de haber cotizado a la Seguridad Social.

En estos supuestos, y en Cádiz concretamente por lo que respecta a la abundante comunidad senegalesas asentada en la provincia que se dedica a la venta ambulante y en mercadillos, el problema surge por el hecho de no haber cotizado el tiempo suficiente (qué se considera suficiente es otra cuestión…) a la Seguridad Social.

Igualmente, la existencia de deudas con la Seguridad Social (meses pendientes de pago) o con Hacienda (impuestos o multas y sanciones) son causas de denegación de la renovación solicitada.

6º.- Falta de medio económicos suficientes.

Esta situación se da en una doble vertiente. Por un lado, en las renovación de Autorizaciones de Residencia por Reagrupación Familiar o Residencia de menores, en las cuales es imprescindible acreditar que el extranjero que reagrupada dispone de medios económicos suficientes para poder seguir cubriendo las necesidades familiares. La falta de estos medios económicos en muchos casos empuja a la denegación de la Autorización del reagrupante, y seguido, de todos los familiares que de él dependen.

Por otro lado, en los supuestos de renovación de la Autorización de Residencia y Trabajo a través del cónyuge o pareja de hecho, cuando el extranjero no cumple los requisitos de renovación por sí mismo y pasa a depender de su familiar, resulta de vital importancia disponer de recurso económicos suficientes.

7º.- La falta de solvencia suficiente de la empresa o empleador contratante.

En ocasiones, el motivo de denegación viene originado por causas ajenas al extranjero. Esto ocurre, por ejemplo, cuando es la empresa contratante la que no acredita disponer de suficiente solvencia como para poder continuar con la contratación del trabajador extranjero y hacer frente a las obligaciones derivadas del contrato de trabajo (salarios, seguros sociales, por ejemplo).

En algunos casos, incluso se puede llegar a cuestionar (porque existan pruebas de ello) que la situación laboral sea ficticia o fraudulenta, con lo cual la denegación está más que asegurada. 
________
En todos estos casos en los que se ha producido la denegación de la Autorización de Residencia y/o Trabajo solicitada, el Ordenamiento Jurídico permite la posibilidad de recurrirla, existiendo una segunda posibilidad para enmendar la situación. Como ya dije más arriba, en algunos casos será viable (a veces más fácil, a veces más difícil); en otros tantos, imposible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog