Descargar tutorial GRATIS

jueves, 12 de septiembre de 2013
INFANTE & PEÑA ABOGADOS. Arraigo Social: Nociones básicas.













El procedimiento de Arraigo Social es uno de los principales procedimientos y más usado de todos los que prevé el Derecho de Extranjería para que un inmigrante que se encuentra en España pueda regularizarse.

El Arraigo Social, tal y como se conoce hoy, se reguló por primera vez en el Artículo 45.2 b) del anterior Reglamento de Extranjería (Real Decreto 2393/2004). A día de hoy, las variaciones son muy pocas, sin embargo, en el día a día me consta de primera mano que, aunque es un procedimiento muy conocido por los inmigrantes que se encuentran en España, existe dudas importantes sobre los requisitos exigidos por el Artículo 124.2 del Real Decreto 557/2011.

La idea fundamental de este artículo es delimitar todos los requisitos exigidos por el Artículo 124.2 del Real Decreto 557/2011, así como explicar cómo poder acreditarlos y aclarar las dudas más comunes respectos a los mismos.

Según dispone el Artículo 124.2 del Real Decreto 557/2011, podrán acogerse al procedimiento de Arraigo Social, los inmigrantes que encontrándose en situación administrativa irregular en España, cumpla con los siguientes requisitos:

a) Acreditar una permanencia continuada en España durante un periodo mínimo de tres años.

b) Carecer de antecedentes penales en España y en su país de origen o en el país en el  que el inmigrante haya residido durante los últimos cinco años.

c) Disponer de contrato de trabajo firmado por el trabajador y el empresario en el momento de la solicitud.

d) Tener vínculos familiares con inmigrante residente legal o presentar un Informe de Integración (o Inserción) Social, emitido por la Comunidad Autónoma o Ayuntamiento en el que tengan su domicilio habitual.

Vistos los requisitos de forma genérica, es hora de detallar cada uno de ellos, dando respuesta a las dudas más comunes:

A) ACREDITAR UNA PERMANENCIA CONTINUADA EN ESPAÑA DURANTE UN PERIODO MÍNIMO DE TRES AÑOS.

La permanencia continuada en España puede acreditarse de cualquiera de las formas admitidas en Derecho. Al contrario de los que muchos inmigrantes piensan, el empadronamiento no es el único modo de acreditar esta permanencia. Existen otros muchos documentos que son igualmente útiles.

El primero de ellos, si todavía se conserva, es el sello de entrada en España (si la entrada fue directa, y si las autoridades sellaron el pasaporte) y los billetes o pasajes de avión. A partir de aquí, los documentos a aportar son infinitos.

Por regla general, y así suelo aconsejarlo, siempre son preferibles documentos emitidos por administraciones públicas, unos más comunes (certificado de empadronamiento; tarjeta o certificado sanitario; informes, recetas, citas médicas; resguardos o denegaciones de anteriores trámites de Extranjería), otros menos usuales (inicios o resoluciones de expedientes de expulsión; multas o sanciones; documentos notariales; certificados de matrimonio celebrados en España; certificados de nacimientos de hijos en España).

Pero también son válidos los documentos emitidos por entidades privadas (seguros médicos; documentos de banco; resguardos de envíos de dinero; facturas; certificados de estudios; etc…).

Como se puede ver, la lista es interminable. Hay que tener en cuenta que todos los documentos que se aporte deben de contener los datos de identidad del solicitante de Arraigo Social y la fecha, con el fin de poder acreditar correctamente la permanencia en España por el periodo de tres años exigido.

B) CARECER DE ANTECEDENTES PENALES EN ESPAÑA Y EN SU PAÍS DE ORIGEN O EN EL PAÍS EN EL  QUE EL INMIGRANTE HAYA RESIDIDO DURANTE LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS.

Este es un requisito fundamental. No se pueden tener antecedentes penales ninguno, tanto en España como en el extranjero.

En muchos casos me encuentro con supuestos en los que el inmigrante que pretende acogerse al procedimiento de Arraigo Social tiene antecedentes penales (por regla general, en España). En estos casos, lo primero que habría que hacer es cancelar estos antecedentes penales. No siempre es posible hacerlo de inmediato, sino que es necesario, primero, haber cumplido íntegramente la condena impuesta; y segundo, que hayan transcurrido los plazos dispuestos por el Código Penal español sin haber vuelto a cometer un delito. En ocasiones se podrá solicitar la cancelación de forma inmediata, y en otras habrá que esperar.

Respecto a la acreditación de no tener antecedentes penales fuera de España, es necesario solicitar un Certificado de Antecedes Penales al país de procedencia (por regla general, el país de origen). Este documentos debe ser original, de fecha reciente (caducan a los tres meses) y debe venir legalizado (vía diplomática o apostilla de la Haya, según el país de procedencia).

En ningún caso son válidos los Certificados de Buena Conducta emitidos por los Consulados, ni los Certificados de Antecedentes Policiales.

C) DISPONER DE CONTRATO DE TRABAJO FIRMADO POR EL TRABAJADOR Y EL EMPRESARIO EN EL MOMENTO DE LA SOLICITUD.

Aunque el Reglamento de Extranjería habla de contrato de trabajo, realmente debe entenderse como un pre-contrato o un compromiso de contratación, que desplegará los efectos jurídicos propios una vez haya sido concedida la correspondiente Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena por Arraigo Social.

Por regla general, el contrato de trabajo será de un año de duración con un único empresario o empleador, salvo las siguientes excepciones:

1º- En el sector agrario, podrán presentarse dos contratos con distintos empleadores y seguido el uno del otro, con una duración de seis meses cada uno.

2º.- En el caso de disponer de más de un empleo, podrá presentarse dos o más contratos de trabajo a tiempo parcial (la suma de la jornada semanal no será inferior a 30 horas) y de una duración cada uno de un año.

3º.- En el caso de querer trabajar como autónomo, habrá que acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos para el desarrollo de una actividad por cuenta propia, según lo dispuesto por el Reglamento de Extranjería.

Para que el contrato de trabajo sea válido, la empresa o empleador contratante debe ser lo suficientemente solvente como para poder hacer frente a las obligaciones de la futura contratación. Si es una empresa, además de demostrar que no tiene deudas fiscales o con Seguridad Social, debe acreditar suficientes beneficios empresariales como para poder contratar. Si es un empleador (por ejemplo, en servicio doméstico), tendrá que acreditar medios económicos suficientes como para poder cubrir sus necesidades y las de su familia, y poder hacer frente a la contratación.

Este es un requisito muy importante, y motivo de gran número de denegaciones en estos tiempos de crisis económica.

D) TENER VÍNCULOS FAMILIARES CON INMIGRANTE RESIDENTE LEGAL O PRESENTAR UN INFORME DE INTEGRACIÓN SOCIAL.

Este es un requisito alternativo a demostrar. Uno u otro.

En el caso de demostrar vínculos familiares con residente legal, únicamente serán admisibles el cónyuge o parejas de hecho, padres o hijos.

Si no se dispone de estos familiares, habrá que aportar un Informa de Integración Social emitido por la CC.AA. o Ayuntamiento en el que resida de forma habitual. Este Informe debe hacer referencia a los siguientes aspectos: tiempo de permanencia en el domicilio habitual; tiempo de empadronamiento; medios económicos con los que cuenta; vínculos con familiares residentes en España; esfuerzos de integración a través de programas de inserción socio-laborales y culturales; así como cualquier otra referencia a nivel social que se considere oportuno.

También podrá recomendar que no se exija contrato de trabajo cuando el inmigrante disponga de medios de vida suficientes (a través de un familiar, por ejemplo) o cuando pretenda desarrollar una actividad por cuenta propia.  
________
Además del cumplimiento de estos requisitos, en ocasiones existen casos en los que el inmigrante tiene decretado un expediente de expulsión previamente. Es necesario decir que en estos casos, SÍ ES POSIBLE presentar el procedimiento de Arraigo Social.

En este sentido, dicha expulsión será revocada y modificada por una multa, siempre y cuando, se cumplan con los requisitos para la concesión de la Autorización de Residencia Temporal y/o Trabajo por Arraigo Social. En todo caso, la expulsión debe traer como causa la simple estancia irregular en España y que además no haya sido ejecutada.

Hay que recordar, por último, que el Reglamento de Extranjería dispone que si un inmigrante al que se la va a iniciar un expediente de expulsión tiene presentada y en trámite solicitud de Autorización de Residencia y/o Trabajo por Arraigo Social (Circunstancias Excepcionales o Razones Humanitarias), la policía en todo caso, deberá de interesarse previamente por el estado de dicho solicitud. Si esta solicitud cumple con los requisitos exigidos para su concesión, se procederá al archivo del expediente de expulsión. Sin embargo, si la solicitud fuera a ser denegada, se continuará con la tramitación del expediente de expulsión.

Se desprende claramente, por tanto, la importancia de un correcto asesoramiento en la preparación y presentación del procedimiento de Arraigo Social, del cual dependerá la regularización o no del inmigrante en España.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog