Descargar tutorial GRATIS

jueves, 13 de junio de 2013
Ausencias de España en la Residencia de Larga Duración: la renovación de la Autorización de Residencia Temporal como alternativa.













Una tónica que se viene detectando cada vez con más asiduidad es la tramitación de manera más escrupulosa que las Oficinas de Extranjería realizan en el paso de las Autorizaciones de Residencia Temporal (léase, Residencia y Trabajo, Residencia no Lucrativa, Reagrupación Familiar, etc…) a la Autorización de Residencia de Larga Duración.

Entre las posibles causas de denegación previstas por el Derecho de Extranjería, cada vez más se acude al control de las ausencias del territorio nacional como justificación para denegar el acceso al estatus de Residencia de Larga Duración.

En concreto, el supuesto más común por el que se suele acceder a la Residencia de Larga Duración es el supuesto contemplado en el Artículo 32.2 de la LO 4/2000 (Ley de Extranjería) y Artículo 148.1 del RD 557/2011 (Reglamento de Extranjería), según los cuales, se considera que el extranjero tiene Derecho a solicitar la Autorización de Residencia de Larga Duración cuando “hayan tenido residencia temporal en España durante cinco años de forma continuada”.

En ese momento, se adquiere un estatus de residente legal en España que la Ley de Extranjería califica como la “situación que autoriza a residir y trabajar en España indefinidamente, en las mismas condiciones que los españoles”. El carácter indefinido de este tipo de residencia legal con la equiparación al ciudadano español en muchos aspectos, así como el hecho de que este tipo de Autorización abra la posibilidad de obtener este mismo estatus en otro país de la Unión Europea, resulta a simple vista una características muy especial y privilegiada de la Residencia de Larga Duración.

No obstante, una de las causas para denegar el acceso a la Residencia de Larga Duración, como se ha indicado más arriba, viene siendo las ausencias y salidas del territorio nacional. En el caso de ciudadanos del Magreb (Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania, Libia y Sáhara Occidental), y especialmente en la zona de Andalucía, estas salidas de España pueden resultar más asiduas que respecto a otros extranjeros con destinos más lejanos. Marroquíes o argelinos residentes e n Cádiz o Málaga, por ejemplo, tienen mayor facilidad para cruzar el estrecho y poder viajar a su tierra, con los cual las ausencia pueden llegar a ser más asiduas y prolongadas que otros extranjeros.

En relación con ello, el Artículo 148.2 del RD 557/2011 dispone que “la continuidad a que se refiere el apartado anterior no quedará afectada por ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro de los cinco años referidos en el apartado 1”.

En conclusión, según se desprende de los preceptos mencionados, el Derecho a la Autorización de Residencia de Larga Duración se encuentra condicionado a la preexistencia de dos premisas esenciales:

a) Que el extranjero solicitante “hayan tenido residencia temporal en España durante cinco años de forma continuada” (Artículo 32.2 LO 4/2000 y Artículo 148.1).

b) Que el extranjero solicitante no tenga “ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro de los cinco años.” (Artículo 148.2 RD 557/2011).

Ante esta situación, especialmente en los casos en los que el extranjero tiene ausencias del territorio nacional por un periodo de más de 10 meses en los últimos 5 años, las distintas Oficinas de Extranjería (en su mayoría) suelen resolver de manera desfavorable la Autorización de Residencia de Larga Duración solicitada, dejando al extranjero en situación irregular.

Pero ante esta situación cabe preguntarse: ¿existe alguna alternativa ante este tipo de ausencias que no afecten al estatus de residente legal de extranjero que solicita la Residencia de Larga Duración? ¿Es posible evitar la irregularidad sobrevenida?

Yo pienso que . Existen alternativas a la irregularidad sobrevenida con la que evitar que el extranjero residente legal (después de 5 años) se quede sin ningún tipo Autorización.

Partiendo de los dos requisitos expuestos anteriormente para poder obtener la Residencia de Larga Duración, en los casos en los que el extranjero tenga ausencias superiores a los 10 meses en los últimos 5 años, según mi opinión, SÍ EXISTE, no obstante, el Derecho a solicitar una nueva renovación de la Autorización de Residencia Temporal y/o Trabajo por Cuenta Ajena/Propia de la que viene siendo titular. Esta opinión, viene además, respaldada por el propio Derecho de Extranjería.

En efecto, esta posibilidad viene expresamente reconocida en diversos Artículos del RD 557/2011, como son:

  • ARTÍCULO 51.7 (Renovación de Autorización de Residencia Temporal no Lucrativa):
“7. La autorización de residencia temporal renovada tendrá una vigencia de dos años, salvo que corresponda obtener una autorización de residencia de larga duración o de larga duración-UE.”

  • ARTÍCULO 72.1 (Renovación de Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena):
“1. La renovación de la autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena se hará por un periodo de dos años, salvo que corresponda una autorización de residencia de larga duración…”

  • ARTÍCULO 109.7 (Renovación de Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Propia):
“7. La autorización de residencia y trabajo por cuenta propia renovada tendrá una vigencia de dos años, salvo que corresponda una autorización de residencia de larga duración.”

De los preceptos citados, se desprende claramente que para los supuestos en los que cumpliéndose con los requisitos legal y reglamentariamente dispuestos por dichos Artículos, y no correspondiendo una Autorización de Residencia de Larga Duración, procederá la renovación de dicha Autorización por otra nueva con vigencia por dos años.

Como se ha expuesto más arriba, el único supuesto en el que no correspondería dicha Autorización de Residencia de Larga Duración sería cuando  el extranjero solicitante no “hayan tenido residencia temporal en España durante cinco años de forma continuada” (Artículo 32.2 LO 4/2000 y Artículo 148.1), o cuando el extranjero solicitante tenga “ausencias del territorio español de hasta seis meses continuados, siempre que la suma de éstas no supere el total de diez meses dentro de los cinco años.” (Artículo 148.2 RD 557/2011).

En este último caso, y según vengo defendiendo, procedería la renovación de la Autorización de Residencia Temporal y/o Trabajo por Cuenta Ajena/Propia de la que el extranjero venía siendo titular hasta el momento.

Dicha solución, además de ser la más justa y conforme a la LO 4/2000 y el RD 557/2011, según se ha expuesto, sería además la más coherente a criterios de Justicia, en tanto en cuanto persigue como objetivo inmediato el cese de la irregularidad sobrevenida que se viene produciendo en todos aquellos extranjeros que no teniendo Derecho al acceso de la Residencia de Larga Duración, SÍ CUMPLEN, sin embargo, con los requisitos establecidos por los Artículos 51, 71 y 109 del RD 557/2011 para renovar su actual Autorización.

En este sentido, no puede olvidarse que el espíritu que prevalece en la propia Ley de Extranjería y su Reglamento de desarrollo no es otro, como su propio título indica, que la “integración social” de los extranjeros en España. También de su Reglamento de ejecución, RD 557/2011, cuya aprobación se inspira, según la propia Exposición de Motivos en “responden sobre todo a la voluntad de consolidar un modelo basado en la regularidad” y especialmente buscando “la promoción de la cultura de la regularidad, el nuevo Reglamento también pretende fomentar la integración y la igualdad de derechos y deberes, fortaleciendo la integración y la cohesión social”.

Partiendo de todas las premisas expuestas, la única conclusión que cabe obtener es la admisión de esta válida y legal alternativa a la Residencia de Larga Duración. Si bien existen Oficinas de Extranjería que ya vienen aplicando este criterio, existen no obstante, muchos extranjeros que desconocen esta posible alternativa con la que eludir la irregularidad sobrevenida.

En consecuencia, no cabe duda de que todo extranjero que se encuentre en situación de solicitar Autorización de Residencia de Larga Duración, pero tenga ausencias del territorio español por valor de más de 10 meses dentro de los 5 años previos de residencia legal, tiene Derecho a mantener el estatus de residente legal en España mediante la renovación de su Autorización por otros 2 años más, de conformidad con lo dispuesto por los Artículos 51.7, 72.1 y 109.7 del RD 557/2011 (previo cumplimiento de los requisitos establecidos en dichos preceptos para ello, evidentemente).

1 comentario:

  1. Muchas gracias por el artículo.
    Mi compañera, de nacionalidad turca, se ajusta exactamente a este caso. En este momento está tramitando la 2ª renovación, pero -ya ahora- tras 3 años, supera los 10 meses de ausencia de España, con lo que su solicitud de permiso de larga duración trans finalizar esta 2ª renovación seria, con toda seguridad, denegada.
    Considerando la posibilidad de renovación de 2 años más, tras los 5 transcurridos, tal como usted apunta, mi pregunta es sobre el procedimiento, ya que en el impreso de solicitud solamente constan 3 posibilidades: "inicial" "1ª Renovación" y "2ª renovación".

    Muchas gracias por su amabilidad

    José Luís Vilanueva

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitas

Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog